Entrega del premio de “Hispania Nostra” al proyecto de catalogación e informatización del Archivo Histórico y Musical de la Catedral de Burgos

  • La presidenta de Hispania Nostra, Araceli Pereda Alonso, ha hecho entrega esta mañana en la Catedral de Burgos, de la placa de bronce conmemorativa de este prestigioso galardón.
  • Los premios “Hispania Nostra” están considerados como uno de los más prestigiosos del país relativo a las buenas prácticas en la conservación del Patrimonio Cultural y Natural.
  • El jurado destacó la prolongada dedicación y laboriosidad de este trabajo, que lleva realizándose desde el año 1994, con el apoyo ininterrumpido de Fundación Cajacírculo.

BURGOS.- La presidenta de Hispania Nostra, Araceli Pereda Alonso, junto al arzobispo de Burgos, Fidel Herráez Vegas, y el presidente de Fundación Cajacírculo, Emilio de Domingo, ha realizado esta mañana en la Catedral de Burgos, la entrega y descubrimiento de la placa de bronce conmemorativa del prestigioso galardón concedido por esta institución al proyecto de “Catalogación e informatización del Archivo Histórico y Musical de la Catedral de Burgos”, en la categoría II, el patrimonio como desarrollo social y económico.

Este acto ha contado además con la presencia del presidente del Cabildo de la Catedral, Pablo González Cámara; las directoras de Hispania Nostra, Bárbara Cordero, y de Fundación Cajacírculo, Laura Sebastián, y Rosario López Merás, en representación de la Fundación Banco Santander.

Hispania Nostra es una asociación declarada de utilidad pública, que tiene como finalidad la defensa, salvaguarda y puesta en valor del patrimonio cultural y natural de España a través de la educación, difusión y diferentes programas culturales, y su convocatoria de Premios están considerados como uno de los más prestigiosos del país relativo a las buenas prácticas en la conservación del Patrimonio Cultural y Natural.

El trabajo de catalogación e informatización del Archivo Histórico y Musical de la Catedral de Burgos, dirigido desde su inicio -en 1994- por el archivero Matías Vicario, ha sido reconocido por su calidad y los numerosos valores que contiene, destacado la prolongada dedicación y laboriosidad, y su importancia respecto a la recuperación de un rico patrimonio desconocido para muchos,

además de la labor de divulgación, que ha motivado el elogio de instituciones y particulares de todo el mundo.

Este galardón de Hispania Nostra se une a una importante lista de premios nacionales de Patrimonio, y numerosos reconocimientos a nivel archivístico, destacando el inmenso valor de la Catedral de Burgos, también desde este ámbito.

Respecto a su financiación, este proyecto siempre ha contado con el apoyo de Cajacírculo, con cerca de 1.400.000 € invertidos desde el año 1994. En palabras de su presidente, Emilio de Domingo: <<desde Fundación Cajacírculo, nos sentimos profundamente orgullosos de este nuevo galardón, y de compartirlo con el Cabildo Catedralicio, que se suma a otros premios nacionales y numerosos reconocimientos a nivel archivístico y de Patrimonio. Según los expertos, el archivo de la Catedral de Burgos es uno de los más ricos en su género y cuya catalogación completa y sistemática, así como su difusión es única en España y resto de Europa. Además, esta satisfacción es aún mayor ya que engrandece su inmenso valor patrimonial y los actos de celebración con motivo del VIII Centenario de la Catedral de Burgos>>.

ARCHIVO HISTÓRICO DE LA CATEDRAL DE BURGOS. -

Este milenario archivo es considerado como uno de los más importantes del mundo en su género. En sus instalaciones encontramos noticias que se remontan al año 804, y que incluyen documentos tan importantes como la Carta de Arras del Cid o los valiosos “Privilegios Rodados” de época medieval o las Bulas Papales.

En la actualidad se encuentran a disposición de todos los investigadores y del público en general cerca de 200.000 documentos catalogados, que pueden consultarse a través del propio archivo o en la Web: www.catedraldeburgos.es o www.fundacioncajacirculo.es

Como complemento al mismo, el musicólogo José López Calo culminó en el año 2005 la recuperación de toda la música descubierta en la Catedral de Burgos, más de 2.300 creaciones, la mayoría inéditas, confirmándolo como uno de los mejores de Europa.

Este proceso de catalogación e informatización del Archivo Catedralicio continúa desarrollándose en la actualidad, con el contenido archivístico de las Capillas de Santa Ana y la Visitación, y del fondo documental de la capilla de la Natividad.